Google+ Seguidores

sábado, 7 de julio de 2012

Recuerdos Retro: PlayStation 2



En éste capítulo de recuerdos retro voy a hablar de mi siguiente consola de sobremesa después de la antigua psone. Como ya dije en el otro artículo, alucinaba con las consolas de nintendo y con sus juegos, pero a pesar de eso yo era de los que tenían una play, y quería volver a tener una play. Así que ni me lo pensé cuando llegó la nueva generación de consolas. La PlayStaion 2 debía ser mi siguiente compañera de juegos, pero ni de broma me la podía permitir con mi escasa paga que mi abuela me administraba y aún menos les iba a pedir a mis padres un regalo de cumpleaños que costaba 75.000 ptas. "Ahorra" me dijo mi madre, y yo pensé "sí, claro..."

Sin embargo, lo hice. Sabía que lo más probable sería que durante un año o más no podría tener nada. Absolutamente todo el dinero que caía en mis manos fué a parar a una hucha. Para mi cumpleaños pedía dinero, para navidades y reyes pedí dinero, todo lo que pudiese conseguir sería poco. Al final, llegó el día.En mi hucha había suficiente dinero para comprar la nueva PlayStation 2 y quizá un juego que la acompañase. Estaba nervioso ante mi hucha a rebosar de dinero. La abrí y no me lo podía creer, tanto dinero junto creo que no lo he vuelto a ver. Ahora faltaba saber qué juego sería el elegido así que me puse a estudiar el pobre catálogo inicial con el que llegó a nuestro país la PS2.







A grandes rasgos, éstos tres eran los que más llamaban mi atención. La saga Tekken siempre me había acompañado desde que toqué la psone así que era una apuesta segura para mí. Por otro lado nunca había probado la saga DOA y había visto muchas imágenes en revistas de ésta segunda parte y parecía estar muy bien, y finalmente Rayman Revolution era el que menos me interesaba ya que sabía que era un remake del 2 que ya tenía para psone aunque me había gustado mucho y también lo tuve en cuenta.
Pero al final decidí ir a lo seguro y elegí Tekken Tag Tournament. El dinero no me llegó para una memory card pero era un juego de lucha así que supuse que lo podría disfrutar igualmente, y realmente prefería acompañar mi PS2 con un juego en lugar de con una memory card y no poder jugar a nada.




Dios mío, por aquel entonces éstas imagenes eran lo más impresionante que había visto en mi vida...
No podía creer que éstoas gráficos estuviesen moviéndose en mi pantalla. La idea de que ésta maravilla sólo sería la primera de otras que irían llegando, hacía que sintiese que todo el tiempo que pasé ahorrando mereció la pena. Había días en los que desbloqueaba todos los personajes en una tarde y luego tenía que apagar la consola con gran dolor ante la idea de que en el momento en el que pulsase el botón de apagado, todos mis personajes iban a desaparecer. Pero al día siguiente lo volvía a hacer, me daba igual. Ésa constancia es algo que he perdido a día de hoy, ahora si pierdo una partida dejo el juego y no lo vuelvo a tocar en un tiempo porque no me apetece volver a empezar.


Desde entonces siempre he recordado Tekken Tag Tournament como mi primer juego de PS2 y jamás he tenido ganas de venderlo, a pesar de que hace mucho que ya no juego con él, pero da igual. Para mí es especial. Mucha gente decía que Tekken Tag no era más que Tekken 3 con una leve mejora gráfica y no deja de ser cierto, era algo lento para la época, los fondos eran ilimitados como el Tekken 3, pero tenía un montón de personajes y a mi, los gráficos me conquistaron, a parte de que era la primera vez que probaba un juego en el que se luchaba por parejas. No me arrepentí de que Tekken Tag fuese mi primer juego de PS2.


Y ésta es la historia de cómo conseguí mi PS2 y mi primer juego para ella. Fue árduo y aún no sé cómo conseguí ahorrar tanto dinero, pero a día de hoy he conseguido juntar una gran colección de juegos de PS2 gracias en parte al mercado de segunda mano, convirtiéndose así en la consola a la que he dedicado más horas (la xbox 360 le sigue de cerca). Gran consola y gran catálogo, quedé muy satisfecho con mi compra. Aunque después de la PS2 abrí mi mente y consideré la opción de comprar consolas que no fuesen Plays, pero eso ya es otra historia y lo contaré en otra ocasión (obviamente me refiero a consolas de sobremesa ya que mi primera consola fue una Game Boy como he contado en mi primer artículo de esta sección).

2 comentarios:

  1. Xavi! Por fin encuentro un hueco para leer tu blog. Me ha gustado tu artículo, sobretodo la parte en que hablas de cuando ahorraste, porque me ha recordado a lo mucho que yo también tuve que ahorrar para comprar mi PS2 y la ilusión con la que fui a buscarla a la Saimaya, con la hucha abierta y llena de moneditas xD. Lo que pasa es que la mía era ya la Slim y no pude pillarla hasta que no salió la PS3 :S, pero ya tenía bastantes juegos en casa porque años atrás habíamos tenido un par de Fats.

    Bueno, hasta mañana y espero leer pronto más artículos tuyos ^^ (que yo ahora no tengo tiempo de escribir nada nuevo en mi blog :( ...)

    ResponderEliminar
  2. Yo compre el mio hasta el 2005 y me paso lo mismo de la Memory Card ¿Quien elegiria una consola nueva sin juegos?, me pasaba el de Dragon Ball z Budokai 3 un buen rato y aun no se como tambien tenia ese aguante de empezar a cada rato XD

    ResponderEliminar