Google+ Seguidores

miércoles, 24 de junio de 2015

Últimamente: La nostalgia es poderosa


Probablemente el mejor aliado pero, a la vez, el peor enemigo del retro gamer, la nostalgia siempre está ahí para jugarnos malas pasadas. Cuántas veces habremos dicho aquello de "aquel juego se veía tan bien" o "me gustaba tanto, era tan divertido" y luego, al volver a jugarlo, eso otro de "vaya, pues no es como lo recordaba". En mi caso han sido muchas y seguro que en el vuestro también. Juegos que en su día subieron el listón o que fueron directamente leyendas, como ese MGS que a todos nos encandiló. En su momento nos entraron por los ojos y forjaron un idea en nuestra mente que, con el tiempo, permanece ahí casi tan joven como el primer día. 


lunes, 15 de junio de 2015

When Pokémon ruled earth


Últimamente: La explotación de las sagas de videojuegos



¿Cuántas veces hemos pensado "Esto ya lo he jugado" o "Esto es más de lo mismo"? Es evidente que, con tantísimos años creando videojuegos, las compañías desarrolladoras deben innovar o morir, y a veces eso tampoco es suficiente. Cuando llegamos a la cuarta o la quinta entrega de una saga, esta ya muestra evidentes síntomas de agotamiento y es hora de renovarla o reiniciarla, en el caso de querer continuar explotándola. Ha ocurrido con grandes representantes de la historia de los videojuegos tales como Resident Evil, con sus entregas cada vez más orientadas a la acción, o con Final Fantasy, que desde hace unos años parece no encontrar su verdadera identidad.


Y no son los únicos. Otros como Assassin's Creed (que será en el que probablemente todos estaréis pensando) o Call of Duty también se aferran a entregas anuales para hacer más y más dinero a costa de aquellos que no se cansan de jugar "lo mismo" una y otra vez.
Es por este motivo que, cuando aterriza en las tiendas algo como Sunset Overdrive, Mario 3d World o Dragon Age Inquisition, por poner ejemplos que a mí me hayan gustado, nos lanzamos a por ellos como si no hubiese un mañana. Porque, a pesar de pertenecer a sagas conocidas (en el caso de Mario o Dragon Age), son franquicias que se toman su tiempo en reaparecer y, cuando lo hacen, suelen ser experiencias que no queremos perdernos, o directamente es algo totalmente nuevo y fresco como Sunset Overdrive.

miércoles, 10 de junio de 2015

Últimamente: Remasterizaciones


Las remasterizaciones no son algo nuevo, ni mucho menos. Al menos en el ámbito de los videojuegos nos hemos encontrado con ellas en algún momento. Pero eso no es algo malo, por supuesto. Otorgan una nueva oportunidad de jugar un juego que quizá nos perdimos en su día. El problema viene cuando no es una saga, ni dos, sino casi todo el catálogo de juegos de éxito de una consola los que son reeditados.

sábado, 23 de mayo de 2015

Resident Evil Revelations 2



Puede que el nombre de Resident Evil ya no signifique lo mismo que antes. Puede que el terror ya no lo provoquen sus deformes criaturas sino su desfigurada fórmula que, cual zombi, ha muerto y ha vuelto a la vida de una forma mucho más desgastada de lo que fue en su día.
Con REvelations, Capcom trató de introducir de nuevo los elementos de terror de las primeras entregas, pero sin renunciar a la acción que se empeñó en incluir desde la ya lejana cuarta parte.
Lo cierto es que REvelations no fue para nada un mal juego, sino todo lo contrario, y realmente recuperaba parte de la angustia de estar atrapado en un lugar cerrado y con escasos recursos, aunque pecaba de ser algo corto y de seguir centrándose demasiado en la acción en los niveles protagonizados por el bueno de Chris.


Ahora, tiempo después, Capcom vuelve a la carga con REvelations 2, aprovechando todo lo que funcionó en la primera parte y potenciándolo. Si bien es cierto que sigue siendo más de lo mismo y que vamos a pegar tiros como descosidos, pero ahora nos encontramos con escenarios muy oscuros y lúgubres, angustiosos y llenos de detalles macabros, al más puro estilo Silent Hill. 
De nuevo nos encontramos con doble pareja de protagonistas que se irán intercalando, de forma que jugaremos primero con Claire y Moira y luego seis meses después de los hechos, con Barry y Natalia.