Google+ Seguidores

lunes, 4 de junio de 2012

Videojuegos que sólo me gustan a mí: Ninja Gaiden 3

Voy a inaugurar un nuevo apartado sobre videojuegos. Se trara de juegos que a mi me han encantado, sin embargo parece ser que la mayoría de la crítica no es muy favorable para estos títulos. El primero de ellos será Ninja Gaiden 3. Tercera entrega de la saga para PS3/ Xbox360 y próximamente WiiU que ha sido desarrollada por Team Ninja pero esta vez sin la ayuda de su anteriro director: Tomonobu Itagaki.
Ellos quisieron crear su propia versión de Ninja Gaiden en lugar de tratar de imitar lo que Itagaki hubiese hecho y, para mi gusto, han conseguido crear un juego que, si bien no es ni la mitad de profundo que sus dos predecesores, es trepidante y te incita a seguir luchando por mas enemigos que asalten a Ryu.

Es muy cierto que el juego ha perdido opciones en cuanto a su desarrollo. Por ejemplo ya no es posible encontrar objetos ni mejorar las armas. Pero el sistema de combate es realmente ágil y con técnicas de lucha espectaculares. Ahora tampoco podemos desmembrar a los enemigos como en NG2, pero lo cierto es que ésta entrega se torna la más explícita de todas, mostrando ríos de sangre cuando, por ejemplo, Ryu utiliza su técnica "acero en los huesos" y abre en canal a uno de los pobres desgraciados que osa plantarle cara.




Ahora encontramos tres armas que podremos utilizar desde el mismo principio del juego gracias a un DLC gratuito. Las garras y la guadaña se unirán a la inseparable katana del dragón, y con ellas Ryu sembrará de cadáveres el escenario. El juego se basa en combates contra multitud de enemigos, desde soldados, hasta monstruos mutados y perros adiestrados para matar. Como es habitual en la saga encontraremos multiples jefes finales que nos obligarán a parar de atacar a lo loco y esperar el momento preciso.
Uno de ellos será un espectacular Gigantosaurio del que me declaro fan como amante de los dinosaurios que soy xD

En otro orden de cosas, el juego se ha vuelto algo más lineal pero tampoco molesta ya que los espectaculares combates se encargan de hacernos olvidar este aspecto. Pero no por eso dejaremos de encontrarnos zonas en las que saltaremos, correremos por la pared para evitar electrocutarnos, nos deslizaremos por debajo de unos escombros para evitar una rafaga de misiles seguidores... En resumen, Ninja Gaiden 3 está plagado de situaciones en las que además de combatir tendremos lugar para actuar como un verdadero ninja, incluso podremos ejectuar a nuestros enemigos en silencio caminando entre una espesa niebla.



Otro de los apartados que para mi han mejorado es la historia. Puede que algunos me digan que es muy simple o que está llena de situaciones predecibles, pero yo les diré algo. Acaso en los dos primeros juegos de la saga la historia iba mas allá de vencer al malvado demonio que ha robado la espada o ha surgido del volcán?
En Ninja Gaiden 3 se le ha dado a Ryu Hayabusa un toque de humanidad que antes no tenia. Antes era Batman, ahora nos muestra su cara, se relaciona con los personajes y nos muestra que bajo la mascara del sanguinario ninja, hay una persona que sufre y tiene dudas igual que cualquiera de nosotros.
En cuanto a los gráficos me han sorprendido gratamente. Aun manteniendo las pieles lisas y tersas a las que nos ha acostumbrado Team Ninja, ahora los brazos de Ryu muestran unas realistas venas, su piel se arruga en los codos o se dobla cuando se unen el bícep y el pectoral. Sus dedos son redondos y no cuadrados y la tela de su ropa deja apreciar la costura con la que está hilada.
Puede que los enemigos y personajes secundarios no coincidan en nivel de detalle con el ninja protagonista, pero es una mejora importante respecto a la segunda parte.
Después de exponer mi forma personal de ver el juego, a lo que me vengo a referir es que no veo que Ninja Gaiden 3 sea tan diferente a otros juegos actuales y mucho mejor valorados como, por ejemplo, Max Payne 3, que siendo un juegazo como pocos (me encanta) se basa en su totalidad en recorrer escenarios lineales y disparando sobre todo lo que se mueva. Puede que su historia esté mejor hilvanada, cosa que no dudo y de hecho afirmo, pero lo uno por lo otro, el placer que te da Ninja Gaiden 3 a la hora de luchar con una katana (garras o guadaña) para mi humilde opinión es dificilmente superable (también me chiflan las artes marciales).
Para concluir, diré que su increíble edición coleccionista adorna ahora mi cuarto para delicia de mis ojos y desgracia de mi cartera. La cual incluye además del propio juego, un libro de arte bastante grande y completo, la banda sonora en caja de plástico duro y lo más importante para mí: Un espectacular diorama del duelo entre enmascarados.



Ninja Gaiden 3 es un juego que si bien podría dar más de sí, para mí es alucinante y me ha entretenido tanto o más que los supuestos imprescindibles o los llamados "triple A". Tal vez es que no soy demasiado exigente pero soy feliz así ^.^
Muchas gracias por haber leído el artículo y no dudes en dejar tu opinión si te apetece.

Siguiente capítulo de "Juegos que solo me gustan a mí": Asura's Wrath.

1 comentario:

  1. Muy buen artículo y muy bien redactado, haces que entren ganas de probar el juego y haces también que el lector sienta lo que tú sientes con tu explicación. Me gusta, sí ^^

    Creo que son necesarios artículos como el tuyo para aportar nuevos puntos de vista. Si hay algo malo que tiene internet, es que a veces una opinión concreta tiende a ser masificada y puede hacer que personas más sugestionables la tomen por cierta y, por ejemplo en el caso de los juegos, no quieran ni probar un título porque "la mayoría dice que es malo". Pero si aparecen opiniones diversas, es más difícil que esto ocurra. Debo añadir que otra cosa que me ha gustado, y que refiere a esto, es que no te has limitado a alabar el juego sino que has hablado tanto de sus puntos fuertes como de aquéllas partes en las que flojea, siempre de forma equilibrada. Así es como deberían ser todas las críticas, y no esas nada objetivas exhaltaciones o maldiciones que lanzan contra un juego, dejándolo como el mejor o el peor del mundo.

    Bueno, ya no me extiendo más. ¡Ánimo, estaré atenta a tu blog!

    ResponderEliminar