Google+ Seguidores

domingo, 9 de septiembre de 2012

Ninja Gaiden NES




Ninja Gaiden es uno de los juegos mas famosos de la vieja consola de Nintendo, de eso no hay duda. Pero a qué se debe dicha fama? Era un juego con buenos gráficos para la época y su jugabilidad era frenética, y más si lo comparamos con otros grandes como Castlevania que era más lento y podías pararte a pensar un poco más tus acciones. En Ninja Gaiden todo pasaba increíblemente rápido y la NES lo manejaba con pasmosa facilidad, a excepción de algún parpadeo momentáneo. Pero no era por ninguno de todos estos aspectos por lo que es recordado el título que nos ocupa. Lo que realmente hacía que la primera aventura de Ryu Hayabusa quedase en la memoria de todos los jugadores era su dificultad.




Su endiablada dificultad hizo estragos en la memoria de la gente que lo probó y no es para menos. El jugador debía tener unos reflejos rapidísimos y una capacidad de reacción pasmosa si quería sobrevivir a los niveles llenos de enemigos que saltaban, te disparaban, te perseguian o incluso aparecían una y otra vez. Para ayudarle en su aventura, Ryu dispone de su inseparable katana y, al igual que ocurría en Castlevania y el látigo de Simon, existen poderes y armas secundarias, como los clásicos shuriken y Ninpos de fuego u otros elementos que son de vital importancia si queremos completar el nivel.






Para usarlos necesitaremos poder mágico que se representa mediante un número que irá descendiendo a medida que usamos el arma secundaria, y el nivel estará plagado de objetos decorativos que al cortarlos con la espada, nos proporcionarán el anhelado poder mágico. En este aspecto es igual que el titulo del cazavampiros.

Como ya dije antes, el ritmo de juego es otra historia. Ryu puede saltar a toda velocidad e incluso engancharse a una pared, a lo cual es importante acostumbrarse porque es muy útil para escapar de según qué situación ya que a veces es mejor idea escapar que matar a todo lo que se cruce en tu camino. Pero necesitarás estar atento en todo momento para decidir en décimas de segundo qué es mejor en cada situación. Y al igual que en Castlevania, cada impacto nos impulsará hacia atrás haciéndonos caer en el agujero más cercano. Por suerte, las continuaciones son ilimitadas y al menos no tendremos que repetirlo todo desde el principio si morimos en una zona avanzada.



Al acabar cada zona el juego nos recompensa con una escena medio animada que nos explica el argumento del juego, y para la época en la que salió, aquello era increíble. En la mayoría de los juegos el jugador se veía en medio de la acción sin ninguna explicación o como máximo, un texto te explicaba que estaba pasando, así que en este aspecto, Ninja Gaiden era rompedor.



En definitiva, este es un juego que mezcla unos buenos gráficos con una jugabilidad endiablada. Es adictivo y frenético y no podrás dejarlo aunque la dificultad te azote una y otra vez. Junto a Castlevania, con el que comparte muchos aspectos, lo considero una de las mejores opciones dentro de la acción y la aventura en el catálogo de la NES. Así que es hora de enfundar la katana y prepararse para recordar junto a Ryu Hayabusa por qué se convirtió en nuestro ninja favorito.


Xavi Ruiz para Players 2K

No hay comentarios:

Publicar un comentario