Google+ Seguidores

viernes, 5 de octubre de 2012

Segunda impresión: Resident Evil 6


Hay veces que un juego no me entra, y esto tiene dos salidas: o lo rechazo y no lo vuelvo a tocar, o le doy otra oportunidad pasados unos días y me encuentro con un juego fantástico. Y eso es lo que me ha pasado con Resident Evil 6. Al principio me hice ilusiones porque se dijo que la campaña de Leon iba a ser más pausada y terrorífica, pero eso no es lo que te dan cuando inicias el juego y tras un ajetreado y cinematográfico preludio, empiezas a repartir plomo incluso controlando a Leon. Esto me desconcertó y sumado a la linealidad del juego, hizo que me aburriese jugando. Esto es lo que pasa cuando tienes unas expectativas y no se cumplen, y entonces solo depende de ti mismo quejarte por lo que el juego no te ha dado, o disfrutar con lo que te da.



Y es que Resident Evil 6 no ha cumplido todo lo que ha prometido y nos encontramos con tres personajes que van a disparar sin parar a todo lo que se cruce, unos más, otros menos. Pero pasado el primer capítulo de Leon, el cual recuerda más a Operation Raccoon City, el juego toma un cauce totalmente distinto, y sin dejar de disparar, ahora tendremos que encontrar llaves, activar palancas, encontrar el camino correcto, descifrar códigos de puertas... En definitiva, lo que se espera de un RE, aunque tampoco es para dejarse el coco pensando, pero se agradece tener que ocuparse de algo más que de los zombis durante los niveles.


Además la historia se va poniendo interesante a medida que se avanza en el juego y , a pesar de que la narrativa acontece de manera desordenada al principio dando sensación de confusión, a partir del tercer capitulo las cosas se van aclarando y a cada paso que demos solo querremos saber como termina la historia de aquel policía novato que llegó a Raccoon City hace ya tantos años. Y a eso hay que sumarle el atractivo de que los personajes de las tres campañas se van encontrando por el camino, instándonos así a completarlas todas para saber como llegaron allí los personajes que no controlamos en ese momento.


En definitiva, Resident Evil 6 es, en mi opinión, un gran juego de acción que en un principio puede engañar pero que sabrá atrapar al jugador de principio a fin. Puede que los aficionados a la cuarta y/o la quinta entrega encuentren cambios que, a priori, no les gusten (como ha sido mi caso) pero una vez te acostumbres al juego, apreciarás esos cambios y te costará renunciar a ellos cuando vuelvas a jugar las entregas anteriores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario