Google+ Seguidores

lunes, 28 de abril de 2014

Últimamente: Xbox One



Finalmente se ha cerrado el círculo y la última de las consolas de nueva generación ha entrado en mi casa. Me he pillado el pack con Titanfall aprovechando una super oferta en MediaMarkt que, además, me ragalaban el Dead Rising3. Mejor imposible y encima me llevé el Ryse a mitad de precio. Que cómo me siento? Pues evidentemente genial, ahora tengo la libertad para comprar cualquier juego de consola sin importar para qué sistema sea, pero a la vez también he tenido mi ración de decepciones. No puedo decir que Xbox One sea una mala consola, al revés, es un sistema excepcional y trae consigo muchas cosas buenas que no me esperaba. Al contrario de lo que se dijo en su momento, la nueva consola de Microsoft no tiene ninguno de los aspectos polémicos anunciados hace tiempo, y sí nos brinda posibilidades que vienen para hacernos más cómoda la vida de jugador, pero también más difícil en otros aspectos.


Para empezar, me he encontrado con el primer problema. Algo tan sencillo como poner un juego y jugar ya no es tan sencillo. La consola necesita horas para instalar un juego desde el disco. Sí, has leído bien, a veces serán necesarias varias horas para que la consola instale los datos y podamos empezar a jugar. A mí me tardó mucho, no lo cronometré pero mucho para instalar Ryse, y he leído por internet casos de gente que dice llevar 6 horas instalando y no pasa del 1%... Y antes de esto toca instalar actualizaciones, y la cosa no mejora, tuve que dejar la consola encendida dos días con sus respectivas noches para descargar las actualizaciones de Ryse y Dead Rising 3...




Aunque también es justo decir que todo lo lenta que es por un lado, lo compensa por otro. Si estás cansado de jugar, se acabó lo de esperar a llegar al siguiente punto de control o de buscar el punto de guardado, ya que, previa configuración, puedes apagar la consola tranquilamente y, al encenderla, no pasarán ni 5 segundos para que nos deje exactamente en el punto en el que estábamos. Debo decir que este aspecto me ha gustado mucho y quisiera que todas las consolas lo hiciesen en adelante.



Y pasamos a lo que realmente importa. Los juegos. ¿Cumple XboxOne las expectativas? Pues sí y no. Como en el caso de PS4, los primeros juegos saben demostrar qué nos espera en cuanto a gráficos. Sobretodo Ryse Son of Rome nos dejará con los ojos como platos desde el primer minuto hasta el último. Tanto modelados como escenarios, pasando por la iluminación y los efectos, todo está cuidado al milímetro, aunque peca de falta de resolución en algunos casos y se nota, pero no es determinante para disfrutar del juego. El problema está en el apartado más importante, la jugabilidad, y ahí es dónde Ryse no cumple en absoluto su papel. Durante todo el juego avanzaremos por escenarios pasilleros y totalmente guiados y solo seremos interrumpidos para matar una y otra vez a los mismos dos o tres enemigos.



En el caso de Dead Rising 3 la cosa es al contrario, los gráficos no impresionan y, al margen de la cantidad ingente de zombis que mueve la consola sin inmutarse, es un juego que no impresiona en particular, pero es divertido como pocos. Me ha sorprendido mucho la cantidad de armas, objetos, vehículos, combinaciones, etc, que el juego ofrece. No me he aburrido ni un solo momento desde que lo empecé. Así que por un lado Ryse tiene poderío gráfico pero nada de jugabilidad, y Dead Rising 3 tiene diversión a raudales pero poco que ofrecer en lo gráfico. Aunque en general estoy contento con XboxOne, da la sensación de que podrían haber sido mejores los juegos que la han acompañado en su lanzamiento.




De Titanfall poco puedo decir ya que es un tipo de juego que no me gusta, pero se lo quería regalar a mi compañero de piso y amigo, que a él le encanta y le está pegando buenos vicios :)  Por lo que le he visto jugar, es un shooter multijugador más, con nuevas mecánicas como el parkour y el uso de Titanes como una recompensa por racha de muertes. Gráficamente está bastante cuidado, con algún problema de framerate pero con la intensidad de las partidas, no te fijas en eso precisamente.
Ahora solo me queda esperar con ansia a que Halo 5 sea una realidad, pero mientras tanto intentaré exprimir al máximo todo lo que esta gran caja negra tiene para mí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario