Google+ Seguidores

domingo, 30 de noviembre de 2014

Call of Dutty: Advanced Warfare


A estas alturas creo que todo lo que pueda decir o escribir sobre la saga Call of Dutty está de más.
Por todos es sabido que la mayor parte del colectivo que adquiere dicho título lo hace, sin lugar a dudas, por su aclamado multijugador. Y con buenos motivos. Se trata de un compendio de modos de juego que ofrecen diversión directa, sin preocupaciones de entender una historia o buscar objetos, solo entra ahí y mata.
Pero yo no me autoproclamo fan de tal cosa. Para mí, y a riesgo de ser criticado, lo que me produce más satisfacción a la hora de ponerme a los mandos de un CoD, es sin duda alguna sus campañas individuales. Y le pese a quién le pese, la verdad es esa. Las campañas de estos juegos, sobre todo las que hace Infinity Ward, son realmente espectaculares, intensas y llenas de adrenalina. Aunque distan mucho de ser perfectas, puesto que la mayor parte del tiempo serás guiado por alguien.



Y puede no gustarte que te lleven de la mano durante la mayor parte de la duración de dicho modo, pero en contrapartida, obtienes una sensación de epicidad y de espectáculo que me conquistaron desde su primera aparición en Modern Warfare. Y con Advanced Warfare no se han andado con chiquitas. Para el primer título de la saga creado íntegramente para la nueva generación se ha tirado la casa por la ventana. Desde la incorporación de Kevin Spacey hasta los logradísimos vídeos que consiguen disipar un poco más la línea entre realidad y videojuego. Hay que quitarse el sombrero ante la calidad que albergan los vídeos intercalados entre las misiones. Todo, desde los gráficos hasta el doblaje o los planos enfocados por la cámara contribuyen a generar un espectáculo difícilmente igualado por otros juegos del género.


Pasamos a hablar de las novedades. Este es un asunto polémico puesto que desde hace varias entregas la innovación es casi nula y era menester de forma muy acusada conseguir un soplo de aire fresco.
Es aquí donde entran en juego los exoesqueletos. Armaduras que proporcionan a los soldados fuerza, agilidad y habilidades fuera de lo normal, así, podremos golpear a nuestro enemigo de forma letal o amortiguar una caída tras un super salto. Pero la cosa no acaba aquí. Según la misión afrontada, el juego nos permitirá usar un exo u otro, de forma que podremos usar un gancho para alcanzar escenarios elevados o trepar por las paredes tal y como haría nuestro amigo y vecino favorito.



Entonces la pregunta es: Consiguen los exos refrescar al juego lo necesario como para que se sienta nuevo? Pues...la verdad es que no. Pese a que ofrecen múltiples características nunca antes vistas en la saga, lo cierto es que la campaña se sigue sintiendo como siempre, por lo que si no te gustaba antes, no te va a gustar ahora. El principal problema es que el juego decide por ti que tipo de exo vas a usar en cada misión y solo lo usarás un par de veces en cada pantalla.
Se agradece la incursión de elementos que aporten nuevas mecánicas, pero no creo que los exos sean suficiente para hacer que la campaña se gane los corazones de la gente a la que no le gustaba. A mí ya me tenían ganado y Advanced Warfare me ha gustado con o sin exos.


Dónde sí que se nota y mucho el uso de dichos aparatos es en el multijugador, y mucho. Supongo que se ha pensado en este concurrido modo de juego para idear los exos. El multijugador se torna una fiesta de saltos, vuelos, caídas amortiguadas, escaladas y demás, se puede decir que este modo tal y como lo conocíamos ha dejado de existir para dejar paso a una evolución mucho más dinámica y divertida. Como dije, el mutli no está hecho para mí, pero reconozco que se ha sabido reinventar y va a ser muy disfrutado por los que gusten de la acción sin control.


En resumen, Advanced Warfare es un CoD al uso con algunos cambios que gustará a los fans y dejará fríos al resto, por lo que mantente alejado de él si eres de los que lo critican año tras año. Pero si por el contrario, eres de los míos, aquí vas a encontrar una campaña divertida y espectacular, sazonada con la gran interpretación de Kevin Spacey.


No hay comentarios:

Publicar un comentario