Google+ Seguidores

jueves, 30 de agosto de 2012

Videojuegos que sólo me gustan a mí: Final Fantasy XIII

En este nuevo capítulo voy a hablar de Final Fantasy XIII. Sí, lo sé, muchos me dirán que éste no es un juego que no tenga fans. Por supuesto, ya lo sé, tampoco hay que tomarse el título de esta sección al pié de la letra. Ninja Gaiden 3 y Asura's Wrath por ejemplo, también tienen seguidores aunque pocos. Quizá el caso que nos ocupa, FFXIII, es el juego que más ha gustado de los que he hablado en esta sección hasta ahora, pero para ser un Final Fantasy, ha recibido muchas críticas y hay gente que ha perdido la fe en la saga con esta entrega. Así que lo considero un candidato para formar parte de esta sección.

Para empezar debo confesar que a mí tampoco me hizo mucha gracia al principio, cuando se mostró el primer mapa del juego y se veía como, en su 90%, el juego es un pasillo y ya no hay zonas de exploración ni ciudades, ni tiendas, ni nada de lo que nos encandiló en las anteriores entregas. Pero cuando salió a la venta vi sus gráficos y aluciné. Su música seguía siendo hermosa como siempre, aun sin venir del maestro Uematsu y el primer trailer con escenas de la historia hizo que me enamorase de esos personajes y esas imágenes que me prometían muchas horas de fantasía y de diversión.




Cuando salió el juego ya había oído muchas críticas sobre el juego, que afirmaban que era el peor Final Fantasy de toda la saga, que era un juego muy malo y que no valía nada. Pero claro, yo era (y sigo siendo) un coleccionista y a veces peco de comprador compulsivo y no pude resistirme a comprar el juego en cuanto salió aún sin fiarme mucho. Cabe decir que en casi la mayoría de casos cuando un juego es criticado, a mi me gusta, así que además de coleccionista, también soy algo raro en cuanto a gustos, y de eso va esta sección xD Así que no había perdido del todo la esperanza, pero desgraciadamente mi primera impresión no fue muy buena. Los gráficos estaban fuera de toda duda, eran alucinantes y sobre todo los videos parecían una película de animación de la mejor calidad, pero la historia no me entró bien y me costaba enterarme de lo que me estaban contando, así que recorrer los interminables pasillos solo me servia para llegar a una secuencia de vídeo de la que raramente me enteraba. Llegó un momento en el que ni siquiera sabía quién era tal personaje, ni que quería...

Los combates por otro lado sí que me gustaron bastante, al principio parecía que solo se basaban en pulsar el botón de aceptar sobre la orden de ataque para que los personajes se lanzasen solos sobre el enemigo, pero según avanza el juego me dí cuenta de que eran mucho más profundos. Cuando entran en juego las formaciones entonces todo se vuelve más complejo e increíblemente divertido. Hay que estar constantemente pendiente del rol que juega cada personaje para cambiarlo cuando sea necesario para que curen, lancen magia para aturdir al enemigo o ataquen cuando esté aturdido. Es necesario mezclar los roles de manera oportuna y establecer una estrategia porque no basta con atacar a lo loco. Sobra decir que los jefes finales de cada zona representan un verdadero desafío y a veces me encuentro cambiando de formación cada pocos segundos, tornando el combate en un torrente de nerviosismo y diversión pocas veces visto antes en un juego de rol.

Pero eso no fue suficiente y cuando me pasé el juego por primera vez lo hice casi por rutina, ya que lo había comprado al menos lo terminaría. Y el final me resultó insulso y apenas despertó mi interés, así que el juego quedó relegado en mi estantería y no volví a tocarlo. Pero más tarde, cuando salió su continuación, me decidí a darle una segunda oportunidad ya que la demo de FFXIII-2 sí me había gustado.

Entonces todo cambió, me decidí a que esta vez me iba a enterar de la historia como es debido, aunque fuese necesario leerme hasta la última linea de los archivos de texto que van apareciendo según avanzas en la historia. Lo hice, y funcionó. Ahora me encontraba con una historia interesante y unos personajes que despertaban en mí emociones que la primera vez ni me imaginaba que lo fuesen a hacer. Aun así, a veces me encontraba con escenas que no conseguía entender (sí, para según que cosas soy algo tocho xD) pero solo tenía que ir a los archivos y leerme el resumen de los capítulos y listo.
Y por qué no hice esto la primera vez? Pues a parte de que no me interesaba mucho la historia y eso hacia que me diese igual lo que estaba pasando, no creo que un juego de rolo deba a poyarse en textos para comprender la historia. Debería estar todo bien explicado en las escenas, pero aun así esta segunda vuelta me mantuvo enganchado a la pantalla y no paré hasta ver el final de nuevo. Y esta vez casi consigue arrancarme unas lágrimas...


Como ya dije antes, los gráficos hicieron mucho, los personajes son expresivos, se mueven con soltura y los fondos están llenos de color, la variedad de enemigos también hace que nunca te canses de pelear, y eso es bueno ya que durante el 80% del juego o más estarás peleando ya sea para entrenar, o avanzando por los escenarios.
Es cierto que aun encontrándome una historia que esta vez mantuvo mi interés y unos combates realmente divertidos, las largas zonas pasilleras y la inexistencia de ciudades y de exploración impidieron que disfrutase de FFXIII como lo hice con los anteriores, pero aun así, lo considero un gran juego y volveré a jugarlo más adelante, de eso estoy seguro. Seguiré teniendo en mi memoria a Lightning, Snow, Hope y compañía y su gran epopeya para recuperar sus vidas evitar su trágico destino.




2 comentarios:

  1. Yo no entiendo por qué es tan sumanente criticado este juego. Bueno, puede que sí, porque es linealy todo eso, pero es,para mi, el Final Fantasy más entretenido. Los combates son divertidos y espectaculares.Como mencionas,aunque al principio parezca que solo hay que pulsar un botón, algunas batallas son realmente desafiantes.En mi opinión lo mejor son los personajes, cada uno tiene su personalidad, sus defectos,cada uno tiene su objetivo...son más humanos, huyen de los tópicos. nada que ver con el XIII-2, dónde los personajes son bastante de relleno y ninguno tiene muy claro el que hacer(A excepcion de Caius,el mejor personaje con diferencia). Pese a lo que digan, uno de los mejores juegos de esta generación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente ves una evolución en cuanto a los personajes. Al principio cada uno va a la suya, y tienen miedo, dudan... Luego ves como cada uno acepta sus debilidades y afronta sus problemas. Si se sabe perdonar la linealidad, encuentras un juego divertido y con sentimiento.
      Gracias por tu comentario ^.^

      Eliminar