Google+ Seguidores

viernes, 2 de agosto de 2013

Videojuegos que sólo me gustan a mí: Power Rangers Samurai para Kinect Parte 2


Pues sí, por fin me he decidido a comprarlo. Y lo hice gracias a una oferta de cierta cadena de tiendas que lo puso muy barato durante sólo dos días, y decidí aprovecharlo. Claro que tampoco tenía el Kinect así que tenía deberes pendientes. Me dirigí a una tienda de segunda mano y lo acabé comprando al precio que lo tenían ya que pensé que no lo iban a bajar mucho más, al menos en un corto periodo de tiempo. Ahora ya tenía todo lo necesario para estrenar mi nuevo y arriesgado juego de mis queridos Power Rangers (queridos hasta que vi la versión Japonesa de la serie, ahora amo los Samurai Sentai y miro con indiferencia a sus hermanos Americanos). Cuando inicié el juego en mi consola estaba emocionado, no lo voy a negar, sabía que el juego era malo pero soy fan a más no poder y tenía que ir muy mal la cosa para que no disfrutase del juego.


Cuando empecé me encontré con la primera decepción. La calidad de captación de imagen de Kinect es poco menos que paupérrima. El aparato te reconoce y te recorta torpemente para introducirte sobre el escenario del juego, y la sensación es que para eso que no hubiesen hecho nada. Tu silueta se dibuja con los contornos difuminados, a veces rotos y con una calidad e imagen deplorable. Luego dibujas el símbolo correspondiente a tu Ranger y el Kinect te hace una foto para poner sobre ella el traje y el casco del personaje elegido. Pero la foto es tan y tan mala que a penas sabrás quién es el que sale en la pantalla, y todo sin contar que el juego espera que sea un niño de metro y medio quien se sitúe frente a Kinect por lo que en mi caso, que soy algo más alto que eso, tengo que agacharme para que mis ojos queden a la altura del casco aunque es tan borrosa la foto que da igual si lo consigo o no, sigue sin verse bien la zona que queda a la altura de los ojos.




Una vez empieza el juego la cosa no mejora mucho, al Kinect le cuesta mucho captar los movimientos que realizas, pero me imagino que es debido a que soy más alto de lo que debiera para jugar y mi salón me da el espacio justito para que la cámara reconozca mis movimientos si me esfuerzo por exagerarlos. Así que no es todo culpa del Kinect. El juego no está bien si no te gusta la serie, puede que aunque te guste sigue sin estar bien, pero para un fan radical como yo, la cosa es distinta. No puedo decir que no lo haya disfrutado, de hecho me gusta, aunque se puede pasar en poco más de una hora y cada nivel no dura más de 10 minutos. Yo creía que eso era insuficiente para un nivel, pero la cosa cambia cuando lo jugué y descubrí que acababa exhausto al final de la pantalla.


El juego te permite golpear con la mano diestra que sujeta la espada, con la zurda que está vacía y dar patadas con ambas piernas. En los momentos requeridos se te permite saltar y agacharte así como dar pasos laterales para esquivar obstáculos y golpes enemigos. A veces los monstruos que derrotemos soltarán un disco de poder y podremos usar el arma especial de cada Ranger, como la espada gigante en caso del rojo o el arco en caso del azul. Al acabar con el jefe de cada nivel, éste crecerá como en la serie y nos tendremos que ver obligados a llamar al Megazord. Veremos la batalla en primera persona como si nosotros fuésemos el gigante metálico. Los controles son los mismos que cuando jugamos con el Ranger, así podremos dar patadas, espadazos y esquivar a los lados, saltar y agacharnos. Pero es en estas batallas cuando más nos parecerá estar inmersos en la serie, ya que en mitad e los enfrentamientos veremos dividida la pantalla y, en la mitad inferior, aparecerán los Rangers en su cabina de pilotaje indicándonos los movimientos que debemos hacer, como si nosotros fuésemos el Megazord.


Puede decirse que el juego es para fans, para MUY fans de la serie, como yo. Así que si eres uno de los míos, te divertirás con el juego como he hecho yo, aunque el segundo requisito para disfrutar el juego es no ser muy quejica. Si eres permisivo y no le buscas defectos a los juegos cada dos por tres y te gusta mucho la serie, me atrevería a recomendarte el juego si lo encuentras muy barato y ya tienes el Kinect. Yo me he divertido jugando con él y la verdad es que acabo rendido al final de cada partida, así que obtengo una buena forma de hacer ejercicio mientras me divierto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario