Google+ Seguidores

sábado, 1 de febrero de 2014

Skylanders Swap Force



Para empezar con éste título antes me gustaría hablar un poco de los dos juegos anteriores. Skylanders es una franquicia que a primera vista puede parecer insulsa dada su naturaleza saca-cuartos. Es, en resumen, un dungeon crawler bastante simple y de aspecto infantil en el que nuestros personajes son figuritas de plástico que tendremos que comprar en las jugueterias. Tras ponerlas sobre el portal de poder, que no es más que una plataforma de plástico que viene con el juego, las figuras cobran vida en la pantalla y podremos controlarlas. Esto es una moneda de doble cara porque por un lado es una forma vil de sacarnos el dinero ya que, durante el juego, habrán puertas por las que sólo podremos pasar si tenemos un Skylander de un tipo determinado, pero por otro lado, si te gusta el juego acabarás encontrando uno o más personajes que te gusten y te engancharás a coleccionarlos.


No será muy difícil completar el juego, pero tampoco es insultantemente fácil así que, aunque no seas un niño lo vas a poder disfrutar si te atrae el juego. El título nos propone un modelo de mazmorra muy básico, tenemos dos ataques y no podemos saltar. A medida que ganamos experiencia subimos de nivel y, con el dinero, compramos habilidades. Lo dicho, muy básico, y al no poder saltar, dependemos de plataformas que nos impulsan de manera automática al ponernos sobre ellas para alcanzar plataformas elevadas. Al principio rechacé el juego por su carácter comercial y facilon, pero enseguida me encontré enganchado y, gracias al mercado de segunda mano, he conseguido frustrar a Activision y no he comprado ni un solo Skylander nuevo, así que estoy satisfecho ya que me lo paso bien jugando y no me gasto demasiado.



Pues bien, con la llegada de Gigants, la segunda parte, la franquicia gozó de un juego que, si bien era muy continuista, mejoraba bastantes aspectos a su predecesor. Seguíamos sin poder saltar, y parecía más una expansión que un juego nuevo. Se incluía a los Skylanders gigantes pero estos no eran más que figuras más grandes (y más caras) que simplemente podían acceder a zonas preparadas para ellos, pero no suponían un cambio drástico. Hay que decir que el argumento estaba algo mejor y los vídeos parecían más una película de animación, por lo que era mucho más atractivo y divertido.


Y con estos dos títulos sobre la espalda, nos llega Skylanders Swap Force, que añade las figuras Swap que, al igual que los gigantes, solo pueden acceder a minijuegos exclusivos para ellas y nada más. Hay que decir que el poder separar la mitad de su cuerpo y montarla sobre la otra mitad de otra figura, hace que sea curioso combinar las habilidades de dos Skylanders, pero no es algo demasiado importante. Lo bueno viene cuando descubrimos que se ha puesto el mayor mimo al juego. Hace parecer los otros dos como pruebas para llegar a este punto. Se ha mejorado al máximo haciendo que jugar a Swap Force, si eres fan de la saga, sea extremadamente placentero.


Todo, desde los gráficos, que ahora son excelentes y tremendamente bonitos, hasta el diseño de niveles, esta vez más largos y enrevesados, transmiten una sensación de algo nuevo pero a la vez conocido. Además ahora se puede saltar y, en consecuencia, se añaden zonas plataformeras, e incluso niveles en 2D como los juegos de antes. Los niveles son mejores, pero también mucho más largos y están llenos de secretos, actividades secundarias y minijuegos que añaden mucha variedad al juego. En resumen, más y mejor, es la forma más adecuada de definir este nuevo Skylanders Swap Force. Puede que su estilo infantil te haga rechazarlo, pero si alguna vez disfrutaste con los juegos de Spyro (el cual es un personaje controlable) en la vieja PSOne, creo que vas a disfrutar con este título.


No hay comentarios:

Publicar un comentario