Google+ Seguidores

domingo, 16 de febrero de 2014

Dragon Ball Z Battle of Z


Y aquí vamos otra vez, otro juego de DBZ, otra oportunidad para crear ese juego que los fans deseamos como agua de Mayo. Después del, para muchos, decepcionante Ultimate Tenkaichi (que para mí fue bastante divertido) llega el nuevo Battle of Z dispuesto a demostrar que no todo está dicho en el género de la lucha. Este nuevo título de nuestro querido Goku se revela como una adaptación de la recreativa solo disponible en japón, Zenkai Battle Royale, de la que toma prestados casi todos sus apartados, excepto el gráfico. Aquí es donde percibo uno de los principales problemas (que no el mayor) del juego que nos ocupa.


Tras dejarnos unos juegos en al pasada generación con unos gráficos que quitaban el hipo, ahora deberemos conformarnos con unos modelados de personajes que están lejos de aprovechar el potencial de las consolas para las que salen, incluso tengo dudas de si una vieja ps2 no podría reproducirlo sin problemas (al margen, claro, de las texturas en HD). Empiezo el análisis hablando de este apartado, no porque sea el más importante en un videjuego, sino porque en un juego de anime más que en ningún otro, los gráficos son lo primero que entra por los ojos. Y más cuando sus predecesores habían mostrado cierto virtuosismo en dicho tema.



Debo decir que los modelados de los personajes están muy bien y de hecho, según cual, me gusta mucho, pero no les vendría mal algo más de carga poligonal y de texturas menos borrosas. Dejando de lado los gráficos, paso a hablar de la jugabilidad, apartado no menos polémico y que para mucho ha lapidado el juego para siempre. Nunca lucharemos solos, siempre habrá como mínimo, un compañero a nuestro lado y así hasta cuatro personajes pueden formar nuestro equipo. Pero no hará falta que sean personajes diferentes sino que podrás ser cuatro Gokus, si nos apetece. Cada personaje se divide en categorías como ataque, apoyo, lanzador de ráfagas, etc, con lo cual será importante elegir muy bien a quién queremos según el rival al que nos enfrentemos.


Tenemos una acción por cada botón así que no será muy difícil dominar el sistema de juego. Esto le da una simplicidad que puede ser una moneda de doble cara, pues si bien es fácil dominar el juego, también está carente de profundidad y puede llegar a aburrir a los que busquen algo más exigente. Y hablando de exigencias, el juego no nos pondrá las cosas nada fáciles pasada la mitad del modo historia. Al principio los rivales caerán ante nuestros ataques y no representarán un desafío demasiado alto, pero una vez lleguemos a la etapa de Freezer, empezaremos a notar que nuestros golpes no le hacen casi nada y que será vital aprender a luchar con cabeza. Aquí es donde entra el sistema de cartas y de mejora. Con cada victoria obtenemos cartas que actúan a modo de potenciador y, con ellas equipadas, podremos mejorar el ataque, la defensa o la velocidad, siendo así mucho más fácil hacer frente a enemigos especialmente desbocados como Célula perfecto.


Otro de los grandes problemas del juego es sin duda la I.A de nuestros aliados, dejándonos vendidos en la mayoría de ocasiones. No serán pocas las veces que moriremos y pasarán por nuestro lado sin nisiquiera molestarse en revivirnos. Su prioridad será lanzarse de cabeza contra los ataques del enemigo y así gastar todas nuestras vidas dando lugar a la pantalla de "misión fallida". Y no hay nada más frustrante que ver como un enemigo especialmente duro, al que solo le quedaba un suspiro para ser derrotado, se salga con la suya porque nuestro aliado ha pasado de revivirnos.


Después de todas las quejas profesadas hacia el juego, también es justo decir que se trata de un juego muy divertido, cuando se deja jugar, y que nos dará muchas horas de juego si queremos desbloquear a todos los personajes. Casi siempre será acabar una misión obteniendo un rango S y derrotar a Goku ssj3 obteniendo dicho rango será una tarea harto complicada. En resumen, si eres fan de DBZ y buscas algo que se aleje de una vez por todas del ya manido estilo Tenkaichi, este es sin duda tu juego, pero deberás ser capaz de perdonar todo lo mencionado hasta ahora. Si no te gusta la serie y solo buscas un juego de lucha, aléjate de él como de la peste, pero lo que es seguro es que los DragonBall Maníacos tenemos una cita asegurada con este juego.


No hay comentarios:

Publicar un comentario