Google+ Seguidores

lunes, 19 de noviembre de 2012

Killzone 3


Los Helghast llevan tiempo dando guerra. Desde los ya lejanos tiempos de la PS2 en la que nos regalaron su  primera incursión con un shooter que si bien acusaba algunos errores básicos, presentaba un apartado gráfico que dejó sin palabras a los que creían que la máquina de Sony no podía dar mucho más de sí.
Más tarde llegó su segunda parte, esta vez para demostrar lo que la PS3 era capaz de hacer, y lo hizo aunque nos dejó un poco fríos en lo que se refiere a jugabilidad, presentando unos escenarios extremadamente pasilleros entre tiroteo y tiroteo aunque gráficamente se mostraba intratable, con unos escenarios llenos de detalle, texturas impresionantes y que reflejaban a la perfección la herrumbre y la decadencia del planeta Helghan.


Con el tiempo la tercera parte de Killzone llegó para arreglar los errores de las dos primeras partes manteniendo todas las virtudes. Y se puede decir que lo consiguió. Eliminó los pasillos que nos agobiaron en KZ2 para regalarnos unos niveles algo más abiertos, aunque no por ello menos lineales, pero ya no daba la sensación de estar entre dos paredes. Ahora será una gozada entablar combate contra los Helghast. Y estos son más inteligentes que nunca, se cubren cuando es necesario, nos coserán a tiros si nos asomamos en el momento equivocado y tornarán cada partida en un intercambio de balas frenético y endiabladamente divertido.



Si hay algo que ha ganado esta entrega es en el combate cuerpo a cuerpo. En esta ocasión nuestro protagonista no se contentará con golpear a los Helghast con la culata de su arma como suele pasar en la mayoría de shooters, sino que se cebará con los "pobres" soldados de casco negro con los más sucios golpes, como hundirles los ojos apretando con ambos pulgares. Es en estos momentos cuando llegamos a sentir pena por los pobres desgraciados que se encuentren en nuestro camino. La ambientación también ha mejorado a lo grande y nos hará sentir como nunca que estamos en un conflicto armado con balas silbando por encima de nuestras cabezas, explosiones retumbando, gritos y todo tipo de ruidos típicos de la guerra.


No se puede decir lo mismo de la historia del juego, y aunque las secuencias de vídeo que nos regala la historia están recreadas con excelentes gráficos y nos harán creer que estamos viendo una película de animación, la mayoría de veces nos harán sentir confusos y a veces nos preguntaremos qué está pasando y qué es lo que quiere ese personaje que está hablando. Pero como ya he dicho, sin duda lo mejor de Killzone 3 son los divertidos tiroteos y nos lo vamos a pasar en grande descubriendo armas nuevas arrasando a los Helghast con ellas y acabando con ellos cuerpo a cuerpo para ver como vamos a rematarlos esta vez.
Aun así en el juego hay lugar para otras situaciones como pilotar un mecha en un espectacular escenario más abierto en el que daremos rienda suelta a sus capacidades destructivas, infiltrarnos en un escenario exterior armados con un cuchillo y una pistola con silenciador o volar por los aires con un inestable jet pack mientras intentamos abatir a nuestros enemigos equipados con las mismas mochilas voladoras que nosotros.


Killzone 3 es un excelente shooter y es sin duda el mejor de la franquicia, ofreciendo lo mejor en casi todos sus apartados. Gráficos magistrales, experiencia de juego muy satisfactoria y sin olvidar una banda sonora espectacular y épica (de regalo con la edición metálica del juego). El multijugador también estará presente, con unas partidas variadas en las que deberemos cumplir varios objetivos mientras conseguimos puntos abatiendo enemigos e intentando sobrevivir. Con todo, KZ3 es un paquete muy completo que hará las delicias de los fans de los shooters que puedan dejar atrás todos los errores de los que hicieron gala las dos anteriores entregas y nos regalará una experiencia única a la que sólo le ha faltado una mejor ejecución de la historia para ser perfecto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario